×

Sigue a FIBA en Facebook

13/09/2021
Americas
a leer

El entrenador Fernando Duró busca inyectar sangre nueva a la selección de Venezuela

MIAMI (Estados Unidos) – Venezuela y el entrenador Fernando Duró ya se alistan para dar inicio a un nuevo ciclo de trabajo juntos. Los objetivos siguen siendo los mismos, afianzar aún más al país en el continente y crecer a nivel mundial.

La nación sudamericana subió tres lugares (del 20° al 17°) en la más reciente actualización del Ranking Mundial FIBA, presentado por Nike, y el coach y su equipo de trabajo tratarán de mantener esa tendencia ascendente. Ya han puesto manos a la obra, unos días después de haber culminado su participación en el Torneo de Clasificación Olímpica de Lituania, Duró y su cuerpo técnico viajaron a Estados Unidos, específicamente a Miami y Nueva York, para observar de cerca a jugadores jóvenes venezolanos que hacen vida en esas ciudades y sus alrededores.

“Fue una actividad de conocimiento para que esos jugadores estuvieran al tanto de nuestra manera de pensar, nuestra forma de trabajar, de los valores que persigue el proyecto nacional y se cumplieron los objetivos que nos trazamos en ese sentido. Creo que ellos se sintieron muy bien por ser tomados en cuenta. Se presentaron también algunos estadounidenses con padres venezolanos. Casi 50 jugadores vimos entre Miami y Nueva York. En Miami hubo chicos más jóvenes y en Nueva York estuvieron más jugadores nacidos entre 1998 y 2000. Quedamos muy contentos por todo lo que hicimos, afianzamos vínculos. Nos vinimos con mucha información y con muchas posibilidades de hacer contactos en pro de los jóvenes”, detalló Duró acerca del trabajo en suelo norteamericano.

Desde su llegada al equipo Vinotinto en 2017, el técnico argentino se ha caracterizado por involucrar a prospectos en la selección nacional con la idea de ir preparando el camino para el proceso de recambio que inevitablemente tocará afrontar. En su gestión han debutado unos 15 jugadores con la selección mayor venezolana y entre sus planes para este ciclo que apenas comienza, se mantiene la apuesta hacia los jóvenes.

“Creamos lo que nosotros denominamos el ‘equipo blanco’. Este equipo lo conforman jugadores con cierta proyección para estar en la selección y lo que hemos hecho es trabajar con este grupo de muchachos en diferentes módulos. Las dos últimas ediciones de la liga venezolana se jugaron con puros criollos y eso nos ha dado la oportunidad de observar a una gran cantidad de talento. Vamos a seguir intentando hacer estos módulos de trabajo, lo mismo con las formativas. Todos los programas que hemos planteado están dando sus primeros pasos y eso nos hace tener muchas expectativas. El próximo año va haber mucha actividad en las categorías sub-15, sub-17, tendremos cuatro ventanas de los Clasificatorios al Mundial, la AmeriCup, así que vamos a tener mucha oportunidad de ir incorporando jóvenes para cumplir los objetivos en este proceso”.

La ventana de noviembre, el primer reto
A finales del mes de noviembre comenzará el proceso de clasificación a la Copa del Mundo FIBA 2023 y ese será el primer reto de Duró y el conjunto venezolano en esta nueva etapa.

“El principal desafío será seguir lidiando con las complicaciones de la pandemia. Nos toca hacer un gran trabajo de logística para poder tener a los mejores jugadores disponibles, además cumpliendo con todos los protocolos que corresponden”, dijo al respecto.

Venezuela en dichos clasificatorios quedó en el Grupo A. Allí se medirá frente Argentina, Panamá y Paraguay.

“Conocemos bien a todos los rivales. Los hemos visto en compromisos anteriores. Vamos como siempre, a intentar competir y a tratar de sacar la mayor cantidad de puntos para arrastrar lo más que se pueda a la segunda fase. Vamos con la misma ilusión y el mismo deseo de volver a poner a Venezuela en otro mundial”, cerró el argentino.

FIBA