×

Sigue a FIBA en Facebook

16/07/2019
Americas
to read

Bahamas irá tras jovencitas que intenten, amen y se mantengan en el baloncesto

SAN JUAN (Puerto Rico) - Luego de obtener un luchado sexto puesto en el recién concluido Centrobasket Sub-17, el programa nacional femenino de Bahamas regresó a casa con una buena idea de su nivel y un plan estratégico para seguir escalando en el escenario internacional.

Aunque solamente pudieron ganar un partido de sus 5 programados, Bahamas puso cada día en cancha un combinado que demostró gran potencial para el futuro, principalmente cuando se trata de la primera experiencia internacional para el grueso de la plantilla, además de ser un grupo con buen tamaño y excelente capacidad atlética.

Tal fue el caso de la jugadora Michelle Butler quien estuvo entre las primeras diez del torneo tanto en puntos anotados como en rebotes, coleccionando 11.6pts y 8rbs por encuentro. Su compañera Antonicia Moultrie también se destacó por Bahamas, promediando cerca de un doble-doble, con nueve puntos y nueve rebotes por cotejo.

“Lo bueno de estes equipo es que son bien jóvenes. Muchas de ellas este es su primer año jugando en este tipo de nivel”, dijo la dirigente de Bahamas Varen Adrian Clarke a FIBA.basketball luego de concluído su último partido. “Así que estoy muy orgullosa de sus logros y la manera en que jugaron. Ahora volveremos a casa y trabajaremos en algunas cosas porque todavía son jóvenes y tiene mucho que aprender. En términos generales a lo largo del torneo creo que mis muchachas jugaron lo mejor que pudieron”.

La entrenadora destacó que existe mucho más por hacer con el programa, que necesita de más oportunidades como el Centrobasket para seguir ganando experiencia y expandiendo sus límites.

“Tienen que desarrollar y agarrar el juego de baloncesto por ellas mismas. Creo que a estas edades ella todavía están aprendiendo el juego y eso jugó un factor muy grande. Enfrentamos a equipos que juegan el año completo. Nuestro grupo de niñas no jugó por un periodo del año en las Bahamas, así que creo que no tuvimos juegos suficientes para que ellas se acostumbraran a este nivel de competencia”, dijo Clarke.

Aunque satisfecha con el trabajo y esfuerzo de sus niñas, Clarke mencionó que las expectativas eran alcanzar el round de medallas, pero se expresó confiada en que la experiencia pueda ser beneficiosa en el desarrollo a largo plazo del equipo.

“[Necesitamos] más experiencia, más viajes, más exposición”, dice Clarke. “Creo que mientras más viajen a jugar mejor se van a poner. En términos generales en el torneo nos fue bien pero, creo que pudimos haber rendido mejor de lo que lo hicimos. Yo creo que este equipo tuvo una buena oportunidad de haber estado en las medallas. Pero es una experiencia de aprendizaje para ellas y esperamos estar de vuelta tarde que temprano”.

Ahora el plan de acción para la Federación de Baloncesto de Bahamas [BBF] se centrará en mantener al grupo de jugadoras unido, de manera que se pueda dar seguimiento al programa y que mantenga su cohesión según el núcleo va madurando. Igualmente la entrenadora Clarke hizo hincapié en su intención por conseguir nuevas oportunidad de juego en el extranjero.

“El plan es mantenerlas juntas, que sigan jugando. Porque en el sistema de escuela superior están escuelas separadas. Así que nuestro trabajo ahora es regresar y mantenerlas unidas, jugando, viajando, quizás jugar partidos en la AA en los Estados Unidos o en algún otro lugar para brindarle más partidos”, dijo Clarke.

Uno de los retos principales para que esto suceda es la falta de jugadoras de nuevo ingreso al baloncesto, chicas que se interesen por el deporte a temprana edad, o por lo menos durante su fase escolar. La técnica de Bahamas se ha planteado esto como una misión personal que estará asumiendo próximamente.

“Hay retos en el nivel femenino. Tenemos que pedirle a los entrenadores en el nivel escolar que las motiven a que jueguen baloncesto. Ese es nuestro reto principal, que intenten el baloncesto, que amen el juego y que continúen porque hay muchas oportunidades y becas escolares por baloncesto, pero hacer que se interesen por el deporte es un poco fuerte. Así es que estoy haciendo lo mejor que puedo para regresar al nivel escolar, empezando con el primario y ver si puedo hacer que las niñas vengan a aprender el juego de baloncesto”.

FIBA