×

Sigue a FIBA en Facebook

21 - 29
July 2018
27/07/2018
News
to read

La candidata a MVP Fudd continúa con el negocio familiar

MINSK (FIBA U17 Women's Basketball World Cup 2018) - Con el mundo a sus pies, Azzi Fudd está alcanzando la madurez con los años.

Su potencial está claro al verla y las expectativas son altas, particularmente al verla en la escena internacional. Pero Fudd se mantiene positiva y disfruta del juego. 

"Intento no hacer mucho caso a la presión", dice. "I try not to let the pressure get to me,” she said. "No lo veo como una carga, me gusta tener una actitud positiva sobre las cosas. Solo juego y trato de no pensar en todo eso".

Fudd está promediando 11 puntos por partido en el Mundial U17 Femenino en una plantilla repleta de estrellas en Estados Unidos, pero no debería ser una sorpresa después de que despuntara con 14 años. 

La jugadora nativa de Virginia hizo historia cuando compitió el año pasado en el FIBA América U16 convirtiéndose en la jugadora más joven de la historia de Estados Unidos en vestir la camiseta de baloncesto internacionalmente.

Unas estadísticas de 8 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias en el triunfo inicial ante Colombia le ayudaron a templar los nervios, pero Fudd se guarda siempre sus mejores actuaciones para el final como demostró el año pasado ante Canadá en la final del U16 América donde anotó 18 puntos además de 5 robos. 

"Ganar la medalla de oro fue definitivamente una de las experiencias más geniales que he tenido jugando al baloncesto", recordó la escolta de1.80 m. 

"Estar allí con mi equipo con el oro envuelto en nuestros cuellos, ni siquiera puedo describir la sensación. Es un honor poder representar a mi país y es muy divertido".

Fudd ha tenido un año estelar en Estados Unidos tras el título conseguido en Buenos Aires.

Los elogios la inundaron al promediar 24.0 puntos por partido para llevar a St John's College High School a la Conferencia Atlética Católica de Washington (WCAC) y los títulos de campeonato de la Asociación Atlética Estatal D.C. (DCSAA).

Fudd ganó el premio de Mejor Jugadora del Año WCAC y fue incluido en el segundo equipo All-American 2018 MaxPreps - siendo la única estudiante de primer año en cualquier equipo - con los compañeros de la selección de EE. UU. Haley Jones y Charisma Osborne en el primer equipo.

La temporada 2017-18 vio un notable progreso al comienzo del año con Fudd firmando 41 puntos en dos partidos consecutivos antes de derribar otra barrera y anotar en un partido 10 triples para acabar ese día con 36 tantos. 

"MI TIRO HA IDO A MEJOR DESDE QUE TENEMOS LA MISMA LÍNEA DE TRES PUNTOS EN FIBA Y EN LOS COLEGIOS DE ESTADOS UNIDOS, CREO QUE TODO ES MÁS FÁCIL".- Azzi

Con 9 de 13 triples en su andadura por Minsk, Fudd es de largo la líder en tiros de tres puntos con un 69.2 % con la francesa Ewl Guennoc como la segunda, pero muy lejos, firmando un 46.7 percent.

Ella asegura que jugar el baloncesto internacional le ha ayudado a mejorar ese aspecto en su juego. 

"Definitivamente mi tiro ha mejorado mucho, el triple es el mismo en FIBA que en la escuela secundaria de Estados Unidos, creo que es mucho más fácil", explicó.

"[Es] una competición muy diferente, jugar contra otros países: juegan de forma diferente a como lo hacemos en Estados Unidos, así que es genial ver diferentes estilos de juego".

El baloncesto corre por las venas de la familia Fudd. De hecho sus padres le dieron ese nombre en honor a la medallista de oro olímpico en 1996 y ex jugadora de la WNBA, Jennifer Azzi.

Su padre, Tim Fudd, jugó como profesional en el extranjero después de su estancia en la American University a mediados de la década de 1990, mientras que su madre, Katie Smrcka-Duffy Fudd, fue seleccionada por los desaparecidos Sacramento Monarchs en el Draft de la WNBA 2001 antes de que las lesiones la acabasen retirando.

El objetivo final de Fudd no es otro que jugar con la selección de Estados Unidos Copas del Mundo o Juegos Olímpicos en algún momento de su carrera. Su potencial es ciertamente una realidad. Aunque a ella no la presionan todavía.

FIBA