×

Sigue a FIBA en Facebook

08/07/2019
Americas
to read

El Salvador: Una fotografía que dio vuelta en el mundo

SAN SALVADOR (El Salvador) - El Salvador tiene una historia que contar, la de cómo 10 niñas de 16 años incrementaron el patriotismo de un país y se posicionaron a través del baloncesto. Jugaron 6 partidos en el último Campeonato FIBA Femenino de las Américas Sub 16, y más allá de los resultados, lo que se rescata es el corazón y la pasión con la que jugaron cada uno de ellos, además de una fotografía que lo reflejó ante los ojos del mundo.

El Salvador participó del Campeonato FIBA de las Américas Femenino por tercera vez consecutiva en toda su historia y bajo la actual Junta Directiva de la Federación Salvadoreña de Baloncesto (FESABAL) con el liderazgo de su Presidente, Yamil Bukele, fue esta la primera vez en participar en la categoría U16, después de haber participado en Campeonatos FIBA U18.

Las salvadoreñas y su cuerpo técnico sabían que participar en la mayor competencia del continente y contra los mejores 7 equipos de la zona, sería una misión complicada, sin embargo, estuvieron dispuestas a asumir el reto de representar a su país.

Fue Aysén, la ciudad chilena, anfitriona del campeonato continental, que se jugó en el Polideportivo 21 de abril del 16 al 22 de junio y que contó con la participación de las selecciones de El Salvador, Brasil, Canadá, Chile, Ecuador, Estados Unidos, Puerto Rico y México.

Una oportunidad única para que las atletas salvadoreñas compitieran al más alto nivel y si bien es cierto que enfrentaron a países, que cuentan con más recursos en las preparaciones de sus equipos, FESABAL destacó el coraje, la pasión y el corazón que tuvieron para enfrentarlos. Competir contra futuras jugadoras de la Women's National Basketball Association (WNBA) y división 1 de National Collegiate Athletic Association (NCAA), es motivo suficiente para mejorar su experiencia técnica y dejar marcas imborrables.

“Estoy agradecida por la oportunidad que se nos ha dado para representar a nuestro país en el Campeonato FIBA Américas. Me siento privilegiada por haber podido enfrentar a potencias mundiales, como Estados Unidos, o Canadá, porque lo único que hacemos contra ellas es aprender y ver nuestros errores para mejorarlos. Siento nostalgia porque no pudimos obtener un buen lugar, pero sigo con ganas y actitud. Fue una experiencia única, nos motivó para otros torneos, para corregir nuestros errores”, expresó la seleccionada salvadoreña y capitana, Nicole García.

Es un grupo que se preparó por más de dos años, compitieron en el Campeonato COCABA U14 en El Salvador, en abril de 2018, donde obtuvieron la Medalla de Plata, y en el Campeonato COCABA U16 en Guatemala, en marzo 2019, siendo subcampeonas, en el cual además lograron su lugar en el Campeonato FIBA de las Américas U16 y la clasificación al Centrobasket U17, que se realizará en Puerto Rico del 7 al 11 de julio.

Con dos competencias importantes en un período de dos meses, el equipo azul y blanco se preparó arduamente para desempeñar el mejor papel posible en el Campeonato FIBA de las Américas. Cruzaron Centroamérica y toda la zona sur para competir en la ciudad de Aysén, demorando aproximadamente 24 horas en arribar al destino final, tomando 3 aviones distintos y un viaje en autobús de 2 horas, hasta la Patagonia.

El Salvador compartió el Grupo B junto al anfitrión Chile, Estados Unidos y México. Inició su participación contra el local, en un recinto repleto con el peculiar “Chi, chi, chi, le, le, le”, canto que caracteriza a los sureños. Debutar ante miles de personas, sin duda, fue un gran reto para las salvadoreñas, que no pudieron ante la adversidad del local, y cayeron 63 a 46.

En el segundo juego, las guerreras azules, compitieron ante Estados Unidos, el rival más fuerte de la competencia, que se consagró en el torneo con la Medalla de Oro. Fue con una derrota por amplio margen (114-19), pero solo en el resultado. El contraste en este duelo fue notable por la diferencia física y los recursos de cada selección, pero si algo tuvieron en común, fue el respeto sobre el rival. Este duelo fue el más memorable y una fotografía lo retrató de ese modo.

 
La fotografía capturada por la encargada de comunicaciones y delegada de la selección salvadoreña, Gabriela Mena, que documentó las diferencias físicas entre ambos equipos, dio vuelta al mundo, y puso como tema de conversación la participación de las chicas de El Salvador en la competencia.

 
"La tomé con la intención de mostrar a dos rivales, que, a pesar de todas sus diferencias físicas, nunca dieron por sentado el reto. Las estadounidenses no disminuyeron al rival, jugaron al cien por ciento de sus posibilidades, y a pesar de sacar una gran ventaja en el marcador desde un inicio, se mantuvieron competitivas como las salvadoreñas, que lucharon hasta el final con la mejor actitud y entrega”, expresó en FIBA.basketball.

“La fotografía puede llevar a muchas interpretaciones metafóricas, pero lo que buscaba era documentar la historia de unas guerreras, que, a pesar de las adversidades y de sus diferencias, lucharon contra gigantes y no se desmotivaron ante los resultados y las dificultades de jugar contra una potencia mundial. Las chicas dejaron su corazón en la cancha y pusieron de pie a toda una nación, que valoró su garra y entrega”, añadió.

Este Campeonato trajo consigo muchas opiniones acerca de la asistencia de las seleccionadas de El Salvador. Mensajes de apoyo fueron publicados en las plataformas digitales, pero también cuestionamientos acerca de la participación de las atletas salvadoreñas ante las potencias mundiales, que luego, con el correr de los partidos, terminaron siendo positivos, viendo la entrega del equipo en cada juego.

“Estoy más que comprometida con mi país y con quienes creen en nuestro trabajo. La experiencia ha sido una de las que más he disfrutado, porque sabíamos que no íbamos por los resultados, sino por el orgullo de vestir la camiseta de la Selección. Demostramos a quienes creen en nosotros y a quienes no, que podemos dar mucho más”, añadió la capitana del equipo.

 
Desde su inicio en la administración de FESABAL, Yamil Bukele, se comprometió a participar en cada una de las competencias en las que las selecciones clasificaran, un gran reto para la Federación, que no ha sido en vano y desde su asunción, las selecciones, han asistido a todas las competencias establecidas.

“Participar en un Premundial solo trae cosas buenas para las chicas. Por un lado, les ayuda con su crecimiento deportivo, ya que no todos los días tienen la oportunidad de enfrentarte a potencias mundiales. Estas chicas se ganaron el derecho de jugar este torneo y era nuestra obligación como federación lograr que ellas estuvieran en Chile. Somos realistas y sabíamos que no íbamos a ganar este torneo, pero nuestra proyección era que esta valiosa experiencia les sirviera a estas chicas para crecer, tanto como atletas y como personas, y para enfrentar de una mejor manera los retos deportivos dentro de nuestra Sub Zona y Sub Sub Zona de Centroamérica y del Caribe”, dijo Yamil Bukele en FIBA.basketball.

Más allá de los resultados en el torneo (0-6), para FESABAL y el baloncesto de El Salvador, esta participación significa haber estado entre los 8 mejores equipos del mundo. A pesar de los resultados, la experiencia deportiva y de vida es positiva, no solo para esta selección, sino para incrementar el trabajo y motivar a los seleccionados nacionales en todas las categorías hasta la Selección Mayor.

 
FIBA