×
26 junio, 2016
02 julio
23/06/2016
News
a leer

Zanelatto quiere empezar una nueva era del baloncesto peruano en el Sudamericano

CARACAS (Sudamericano) - Perú buscará que el Campeonato Sudamericano sea el punto de partida de un proyecto que pretende mejorar el nivel de su baloncesto, apuntando a los Juegos Panamericanos de 2019, que lo tendrá como anfitrión.

El camino, se pronostica nada sencillo. Es que Perú estuvo sin participaciones internacionales con la equipo nacional entre 2001 y 2014 y eso no se puede disimular.

El entrenador paraguayo Carlos Zanelatto es quien tiene la responsabilidad de liderar este proyecto.

“Perú viene recuperándose de una larga etapa en la que estuvo ausente del circuito internacional. A ello se suma que en el país el baloncesto aún no es profesional. Por estas razones sabemos que será difícil enfrentarnos con equipos que sí cuentan con jugadores profesionales. Por eso nos venimos preparando con la intención de ir cerrando la brecha deportiva que tenemos con los países vecinos. Al mismo tiempo, buscamos desarrollar un estilo de juego para el equipo nacional. Esta es una situación que tomará varios años poder revertir y la velocidad dependerá de cuán rápido pueda evolucionar el entorno profesional en el país”, fue el diagnóstico del entrenador.

El baloncesto en Perú es amateur. Pero en el Sudamericano de Caracas enfrentará a varios equipos integrados por jugadores netamente profesionales, lo que generará una situación particular.

“Somos realistas y sabemos que será muy duro jugar contra equipos conformados por jugadores profesionales. Sin embargo, una de las cosas que más me motiva para estar al frente de este equipo es la valentía de mis jugadores, que sabiendo lo que van a enfrentar, le ponen el pecho y se motivan dejando de lado compromisos laborales o de negocios para defender a su selección,” expresó el entrenador.

Aun con ese panorama Perú se pone objetivos para el Sudamericano de Caracas, que comenzará el domingo 26 de junio. Objetivos modestos, pero que generen un progreso, para jugadores con escaza experiencia internacional.

“Que para muchos de mis jugadores el competir internacionalmente no sea algo frecuente nos afecta. El Sudamericano pasado, hace dos años, para muchos jugadores fue su primer torneo internacional adulto y eso definitivamente juega en contra pues, no tienes elementos de referencia. Buscaremos finalizar dentro de los ocho primeros lugares. Eso marcaría una mejora y un estímulo, en un proceso de largo plazo que estamos iniciando, de cara a los Juegos Panamericanos 2019, de los que Perú será sede”, comentó el técnico de los peruanos.

Del plantel peruano que participará del Sudamericano hay siete jugadores que estuvieron en la edición anterior.

“Empezamos a entrenar con 25 jugadores, 17 de ellos de equipos de Lima, y otros ocho de clubes del interior del país. Si bien tenemos una lista de jugadores con antecedentes peruanos que están en Estados Unidos, para este torneo solo pudimos terminar las gestiones para incorporar a Kyle Fuller, quien es hijo de madre peruana y es un base que ha jugado en la Universidad de Vanderbilt y nos será de mucha ayuda”.
  
El equipo nacional peruano programó cuatro partidos de preparación para el Sudamericano. Ante Chile perdió dos juegos, por 61-56 y 75-60, mientras que posteriormente cayó ante Paraguay 67-52.

“El trabajo comenzó en marzo, reuniéndonos los fines de semana con los jugadores de la capital. Luego tuvimos 15 días a tiempo completo con todos los preseleccionados”, agregó.

El baloncesto de Perú ganó respeto desde los años 30 se tuvo actuaciones destacadas durante casi 40 años. Sin embargo, a mitad de la década de los 70 bajó mucho su nivel deportivo, lo que marcó un retroceso que le hizo perder nivel competitivo, aún entre los países de Sudamérica.

“Después de un tiempo en el que Perú fue competitivo, la tendencia en el mundo fue hacia profesionalizar el baloncesto, cuestión que no sucedió en el Perú, donde se mantuvo amateur. Recién a partir del año 2011 Perú cuenta con una Liga Nacional. Es una competencia que aun con sus limitaciones, va elevando la vara para todos los equipos que quieren alzarse con el título de campeón nacional, sobre todo para los equipos del interior que vienen cerrando la brecha con los equipos de la capital”, analizó Zanelatto.

En cuanto a las selecciones adultas, la Federación Peruana presentó varios proyectos para poder continuar el trabajo con el grupo de los mejores jugadores nacionales.

Según el entrenador, “también se trabaja desde hace unos años con las categorías formativas, con las que se han tenido diversas mejoras, tanto en el U15 como en el U17. Esperamos que esas promociones puedan sumarse pronto a la selección adulta”.

FIBA