×

Sigue a FIBA en Facebook

21/07/2019
News
to read

Sangare: motivación de los chicos de Mali, sonrisa en España y sueños de WNBA

BANGKOK (Thailand) - Ella es una de las promesas más emocionantes que han salido de África en algún momento y para Aminata Sangare, el cielo es el límite cuando se trata de hablar de la acción en Bangkok y su futura carrera.

No se equivoquen, el baloncesto de Mali está en una trayectoria seriamente ascendente, ya que muestran más que nunca que África tiene maneras para el juego.

Sangare es parte de una generación especial de jugadoras de Mali que tienen grandes ambiciones, tanto colectiva como individualmente, ya que buscan cerrar la brecha de resultados negativos respecto a otros continentes.

La alero es parte de un fuerte y potencialmente devastador equipo de Mali para el Mundial de Baloncesto Femenino FIBA U19 en Bangkok. Jugará junto a su poderosa colega en la pintura Sika Kone y a la dinámica y Jugadora Más Valioso del Campeonato Africano Femenino FIBA U18, Assetou Sissoko.

Su figura y otras más le dan a Mali la plataforma necesaria para continuar con su impulso ascendente. En la última edición de este evento, se convirtieron en la primera nación de África en ganar dos partidos. Y pueden sentirse más motivados por la asombrosa carrera de sus compatriotas a principios de este mes en el Mundial de Baloncesto FIBA ​​U19 cuando los chicos llegaron a la Final y presionaron a los futuros campeones de EE. UU.

"Lo que hicieron los chicos nos dio confianza y queremos replicarlo", dijo Sangare.

"Nos alegramos de verlo porque fueron el primer equipo de África en llegar a una final. Fue muy bueno y creo que tenían a toda África detrás de ellos".

"En mi opinión, para que Mali tenga una campaña exitosa aquí en Bangkok, necesitaremos una gran conexión entre el personal de nuestro equipo y nuestras jugadoras.

"Tenemos la suerte de que varias de nosotros hemos estado jugando juntas, así que con este factor y con un claro respeto por las instrucciones del entrenador, deberíamos hacerlo bien".

Esa continuidad y familiaridad son sin duda un gran activo y es cierto que esta no es la primera vez que Sangare aparece en un escenario mundial. Salió el año pasado en el Mundial de Baloncesto Femenino FIBA ​​U17 en Bielorrusia y volvió loca a muchas con sus habilidades y producción; mientras Mali acumulaba victorias contra Argentina y Nueva Zelanda, además de causar grandes problemas a Italia y Canadá.

"Sí, cuando jugué en el Mundial de FIBA U17 el año pasado en Minsk, fue la mayor competición en mi vida hasta ahora", sonrió la alero.

"Realmente me gustó el ambiente y fue una oportunidad de encontrarme con algunas grandes naciones del baloncesto. Realmente disfruté jugando mi baloncesto allí".

La sonrisa en su rostro no fue una sorpresa, ya que acumuló un increíble torneo con un doble-doble de media com 12.6 puntos y 13.1 rebotes por partido, con un impacto que probablemente se mantendrá en la capital tailandesa, incluso si se enfrenta a jugadoras mayores.

Gran parte de eso se debe al hecho de que ella optó por impulsar su formación en el baloncesto al mudarse a España. Ella contaba con una base sólida tras formarse en una escuela de deportes en su tierra natal, pero su traslado a Europa le ha dado un nuevo impulso y velocidad a su desarrollo.

Ella desveló: "Antes de venir a España, jugaba más individual, pero desde entonces, ha cambiado mucho. Había empezado a jugar baloncesto desde una edad temprana y en condiciones bastante difíciles ya que carecíamos de muchas cosas, incluidos los balones, pero teníamos que hacer lo mejor con lo que teníamos.

"Ahora juego más colectivamente y he aprendido a trabajar debajo de la canasta. Lo que aprendí en España es la sensación de juego en equipo y ahora también he adquirido mucha experiencia".

Una gran ayuda para ella para instalarse en el nuevo entorno ha sido la presencia de otro jugador de Mali en el lado masculino del club.

"La llegada de Fallou Diop me ha ayudado mucho. Antes de irme a España, estaba muy estresada, pero al mismo tiempo confiada. Cuando llegué allí, estaba lista para continuar con este nuevo capítulo de mi carrera. Lleno de dedicación, concentración y motivación ".

Inteligente y siempre respaldada por su habilidad, la inmensa promesa y potencial de Sangare ya ha sido reconocida a través de su participación en el Campamento Global de Baloncesto Sin Fronteras (BWB). De hecho, no solo su presencia en el evento a principios de este año, sino el hecho de que ella fuese elegida para el Partido de las Estrellas en Charlotte da una medida de su talento.

Entonces, ¿cuál es la siguiente parada para ella y dónde se ve ella misma cuando evalúa su viaje?

"Bueno, no vengo de una familia deportiva y mi motivación proviene de mi madre, mientras que mi confianza proviene de mi academia de baloncesto en Mali y de mis compañeros en Torrelodones en España", reflexionó.

"A largo plazo, mi objetivo es convertirme en una jugadora profesional de baloncesto, y por qué no jugar un día en la WNBA".

"Además, me gustaría poder ayudar a los niños en dificultades en mi país y en todo el mundo", agregó Sangare.

Y, tal vez, su mejor oportunidad de hacer ambas cosas sea continuar de esta manera impresionante. Porque, en este camino actual, es probable que se convierta en el tipo de modelo a seguir que Mali necesita y que otros jóvenes admirarán y respetarán.

FIBA