×

Follow the World Cup on Facebook

31 agosto
15 septiembre, 2019
15/09/2019
News
a leer

Rubio mantiene a su madre y a la ciudad de Beijing cerca de su corazón

BEIJING (China) - En el escenario más grande del baloncesto internacional, bajo las luces más brillantes, Ricky Rubio se bañó en elogios y confeti.

No fue así hace 11 años, cuando España perdió en la final de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 ante Estados Unidos en la final, 118-107.

Rubio, de 17 años, no pareció fuera de lugar, anotando 6 puntos, atrapando 6 rebotes y repartiendo 3 asistencias para España, pero no pudo evitar que Chris Paul anotara 13 puntos y repartiera 5 asistencias para los estadounidenses, que vencieron a España en el mismo lugar donde los españoles superaron a Argentina en la final de la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2019.

La ironía y la historia no se pierden en Rubio, quien considera que esta ciudad y esta cancha son bastante especiales.

"Quería disfrutar el momento y recordar, porque es algo que me va a seguir de por vida", dijo. "Este torneo es especial. Este lugar siempre será especial, ahora y siempre. Todo comenzó aquí, pero no termina aquí. Este lugar tiene un gran capítulo de mi vida".

Aparte de eso, Rubio también sabe que esta victoria viene con un sabor particularmente significativo. El MVP TISSOT del torneo cree que el crecimiento en su juego que todos han visto y del que se habla proviene no solo de él, sino también de otra persona.

"Por supuesto, siempre hay alguien que también me sigue", compartió. "Perdí a mi madre hace tres años. Sé que ella estaba detrás de mí, empujándome todos los días para sacar lo mejor de mí, y sé que no hay nadie en este mundo que me quiera más que ella. Todavía me está empujando a ser mejor todos los días".

El virtuoso base de 28 años de edad dedicó este momento a su madre, a quien sigue teniendo presente en cada pensamiento.

"Incluso si ella no está aquí, la siento", dijo. "Estoy realmente orgulloso de la madre que tuve y sigo adelante por ella".

FIBA